Karate: Todo lo que aporta como Arte Marcial

¡Vivimos en una sociedad cada vez más competitiva! Es algo que difícilmente podemos negar y tampoco hay ninguna necesidad de ello, simplemente debemos ser conscientes. Esa competitividad puede calar en todos los aspectos de la vida, en la familia, en el trabajo, en el deporte y también en el arte marcial. Nótese que he diferenciado de forma intencionada deporte y arte marcial, ya que bajo mi punto de vista no es lo mismo, aunque como ya indicábamos no los veo incompatibles.

Como siempre, todo lo descrito en este blog es mi humilde opinión, sin ningún ánimo de herir sensibilidades o contradecir opiniones contrarias a las mías. Por tanto vaya por delante que no estoy en contra de la competición, creo que aporta muchísimo, pero la idea de este artículo, es hablar de lo que nos aporta el karate como un arte marcial y bajo mi criterio la parte competitiva no es lo más importante, por lo que se queda un poco de lado.

Continúa leyendo Karate: Todo lo que aporta como Arte Marcial

Aprender a percibir …

Dice el dicho, “Sabe más el zorro por viejo que por zorro” y es totalmente cierto. Cuando tienes el privilegio de entrenar de forma cercana con grandes maestros te das cuenta de esto en primera persona. Por norma general tu maestro es mayor que tú, raro o muy raro sería lo contrario. Pero a pesar de este hecho si realizas un trabajo por parejas con él siempre te gana la iniciativa. Dicho esto, si tenemos curiosidad (y de esto hablaremos en otro momento), deberíamos preguntarnos e incluso investigar ¿por qué siempre nos toma la delantera? ¿cómo lo hace si aparentemente puede parecer menos fuerte y rápido que yo?

La repuesta es fácil de decir pero bastante difícil de implementar e integrar en nuestra práctica. Se trata de percibir, encontrar el momento idóneo y actuar. Como digo el concepto lo podemos entender todos y si lo ves ejecutar alguien con maestría incluso diríamos que parece sencillo, pero llevarlo a la práctica e integrarlo debajo de tu piel es harina de otro costal.

Continúa leyendo Aprender a percibir …