Niños, adolescentes y adultos … tres ecosistemas diferentes

Enseñar es complejo, eso ya lo hemos dicho en alguna otra ocasión y creo que a nadie se le escapa esa realidad. Trasladar conocimientos a otras personas exige esfuerzo y responsabilidad, pero lo que es mas importante y no siempre se tiene en cuenta que la forma de enseñar depende directamente de a quién enseñas.

Pongamos como punto de partida algo familiar, es decir, clases de karate y tres grupos diferentes, por ejemplo, enseñar KarateDo a niños,  adolescentes y adultos. Lo ideal sería, si puede ser viable, que dichos grupos sean estancos, es decir, que dentro de una misma clase los alumnos sean de edades similares. Esto no siempre es posible, pero si debe de ser recomendable.

karate

Continúa leyendo Niños, adolescentes y adultos … tres ecosistemas diferentes